¿Quienes somos?

DSCN6670

Vivimos en un era en la cual la tecnología ya está al alcance de muchísimas personas, cada vez se abre la posibilidad de adquirir una computadora y las empresas nos brindan un sin fin de oportunidades para obtener el servicio de Internet. Con solo encender nuestra computadora, contar con una línea telefónica y estos servicios, podemos abrir un navegador y teclear la dirección o las palabras de lo que estemos queriendo encontrar en la Red; un claro ejemplo podría ser las personas que tienen un gusto particular por la música, por querer escuchar lo que suena en otros países, voces nuevas, algo más novedoso o de mayor interés y no tan comercial. Todo esto nos puede brindar un sitio web en el cual podamos encontrarnos con algunas estaciones de radio.

DSCN6885 copiaInternet nos abre las puertas a nuevos hábitos de consumo para la radio ya que ofrece cabida a usuarios con intereses más diferenciados que la audiencia radiofónica y así, por ejemplo brindarle al público toda una gama de diversos temas, nos da la posibilidad de innovar, de experimentar pues una de las diferencias más importantes entre Internet y la radio convencional, la descubrimos en la forma de difusión. La radio se encuentra sujeta a una limitación técnica que la restringe a una determinada zona de cobertura. Por muy amplia que ésta sea, siempre será más reducida que la difusión por Internet. Esto supone que la audiencia de radio siempre es menos numerosa que los usuarios de la red, por tanto, sus intereses no pueden ser tan variados. En cambio, en Internet casi cualquier tema es válido porque será muy difícil no encontrar entre tantos usuarios unos cuantos interesados en ese asunto. No olvidemos que la única barrera en la red es el idioma. Por eso, Internet trata temas que nunca encontraremos en la radio, ni siquiera en la especializada. Otra diferencia importante es la modificación del punto de difusión, la radio se obliga a encontrar audiencias siempre más generales que la red, mientras que Internet alcanza incluso a satisfacer inquietudes individuales. De este modo, la radio segmenta tanto la audiencia que se llega hasta la radio de uso personalizado; todo radica en el número de oyentes que coincidan en interés por el mismo programa.

En definitiva, las necesidades informativas y de entretenimiento de los usuarios de Internet imponen una mayor variedad en los temas abordados. La red se convierte en una fuente documental donde muchos usuarios satisfacen sus necesidades informativas bien sean escolares o profesionales o bien sean inquietudes propias. Por otro lado, Internet se convierte, además de una fuente documental, en un lugar de entretenimiento donde los usuarios pueden seleccionar aquellas páginas que respondan a sus intereses lúdicos, muchos y más variados también que los que puede ofrecer una radio convencional. Esto supone un entendimiento y, por tanto, un uso del medio muy diferente al que se hace de la radio.

DSCN7092Al margen de la información actualizada, existen muchos y muy variados temas que con un tratamiento sonoro adecuado se pueden ofrecer de manera muy atractiva en las páginas de Internet.

En conclusión, podemos decir que si buscamos perfilar un producto radiofónico atractivo en Internet, debemos primero analizar las propias características del medio, sus prestaciones sonoras y los hábitos de consumo de los usuarios a fin de acomodarlas a las expectativas de esta nueva audiencia que se diferencia en varios aspectos de la radiofónica. Estas características y hábitos de consumo nos sugieren el diseño de un producto con diversos y muy variados contenidos a causa de la multiplicidad de usuarios de Internet y, por tanto, de intereses; con formatos atractivos, de profundidad y rápido acceso a la información demandada y con un tratamiento formal enriquecido con la combinación de los elementos del lenguaje radiofónico ante la mayor exigencia de calidad por parte de los usuarios. Internet puede y debe ofrecer productos con una variedad temática impensable en el medio radiofónico, una diversidad de asuntos que responda incluso a expectativas individuales. Así se pueden recuperar contenidos abandonados por la radio como la ficción o el humor.

En definitiva, la adaptación del diseño del producto radiofónico a las peculiaridades de la red no sólo generará la aparición de un formato diferenciado del que proporcionan las emisoras convencionales de radio sino más atractivo para los usuarios de la red que seleccionarán así con mayor facilidad el tratamiento sonoro de los documentos demandados frente a lo escrito o visual.

Login

Lost your password?